ESCUCHAS 02. Grabación #01. Parte 2

page0_blog_entry52_1 copia

 

 

-Siéntese, por favor. Ya le he dicho que será informada. Confie en nosotros.

-Empecé a pensar en que algo iba mal la tercera vez. Un transporte a la base 34A. Tres meses de viaje. Mi compañera de transporte, la mecánico de motores, no hablaba mucho. No me importa estar sin hablar el tiempo que sea. Estoy acostumbrada. O eso creía.

-El agua. Y el silium. No se atragante.

-Descuida. No sabes de lo que es capaz de tragar esta boca.

-¿Qué pasó?

-Cuando empezaron las alucinaciones apenas me di cuenta. Pequeñas cosas. Objetos delante de la nave; sonidos como de martilleo en la cabeza;  mi padre mirándome callado… El cansancio seguramente, pensé… Hasta que le corté el cuello.

-¿A quién?

-A la criatura viscosa que quería violarme.

-¿Otra alucinación?

-Verde y viscosa.

-Informó de que su compañera había desaparecido en una salida exterior para reparar la cubierta.

-Si lo dice ahí…

-No somos policías.

-Resultó ser tan real como el culo de …(inteligible)… La mecánico silenciosa sólo estaba trayéndome el informe diario. Me deshice del cadáver en la trituradora de ultravioleta…

-¿Por eso desapareció luego dos años?

-… lancé un médé y estuve llorando tres días hasta que llegó el rescate…

-¿Dónde estuvo esos dos años?

-… no podía dejar de llorar…

-¿Qué hizo después?

-… algo iba mal, pero no por las alucinaciones… mientras le hundía el cuchillo… el calor de la sangre en las manos me… me excitaba…

-¡¿A dónde fue luego? ¿Lo recuerda?!

-… el cuello se le abría y no… no dejaba de salir sangre… y me miraba sin vida en los ojos y eso me excitaba… y me… me tranquilizaba a la vez, por así decir… como si el mundo se ordenara y todo estuviera… en su sitio…

-¿Contactó con alguien? ¿Quién le ayudó?

-… cuando se quedó quieta me sentí… en paz.

-¡Dónde estuvo! ¿Por qué no hay nada en su expediente?

-¡Qué dices! ¡No lo se! ¡No fui a ningún sitio! ¿Qué expediente? ¡No estaba en el ejercito!

-Está bien. Vale. No importa. Dígame, ¿cuándo se alistó en las fuerzas especiales?

-Lo tienes en mi… expediente.

-Cuéntemelo usted.

-Sabian todo lo del contrabando en la guerra. Buscaban pilotos capaces de hacer cualquier cosa sin preguntar demasiado. Ofrecían un buen dinero, buen entrenamiento, algo de compañía, olvidarse oficialmente del pasado y… llegar a donde nadie antes había llegado. Diez años de contrato. Dinero y aventura. ¿Qué más se puede pedir?

(ruidos mecánicos)

-Está bien teniente Lynx. Hemos terminado. Muchas gracias.

-!¿Eso es todo? ¿Y ahora? ¿Cual es la misión?¡

-¿Conoce el asteroide SLX56?

-Claro. La mierda esa sin tiempo. Hemos hecho simulaciones en la unidad de colonización.

-¿Qué sabe de él?

-Que nadie sobrevive ahí. ¿Qué se les ha perdido allí?

-Usted.

 

Acerca de Fernando Gil

Guionista, consultor comunicación corporativa y cultural

Puedes escribir aquí un comentario, me gustará escucharte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Galerna

Madridismo y sintaxis

Gustavoms's Blog

Just another WordPress.com weblog

-surfing through life-

Aventuras y desventuras de una veinteañera.

Los relatos de Victoria E. Muñoz Solano

Just another WordPress.com site

Tele y algo más

Mi relación amor-odio con el mundo audiovisual

enero11

Literatura para romper el tiempo.

A %d blogueros les gusta esto: