Cuatro Estaciones

Escribí esto en 2005 para un guión para un proyecto de Centro de interpretación de la Alcazaba de Almería. El proyecto no prosperó, al menos para mi, pero me quedó este texto que me gusta.

20130117-134321.jpgCUATRO ESTACIONES

Primavera. El joven vigía al-Zuhri se asoma a la ventana de la Torre y contempla el mar desde la altura. Un jabeque de vela latina acuchilla el aire y enfila el puerto. El cielo es tan azul como solo puede serlo en el Mediterráneo. El interior de la torre es fresco y umbrío. Apenas se oyen algunos murmullos lejanos. El joven al-Zuhri huele el aire mientras cierra los ojos y reconoce esa sensación de perfección que le confirma la llegada definitiva de la primavera en al-Mariyat.

Verano. En un rincón del patio de la pequeña casa una mujer abanica la lumbre del pequeño horno. Saltan chispas que restállan en la quietud del mediodía como pequeños juguetes. Si cierra los ojos puede oír a sus espaldas, amplificado por el silencio, el zumbido persistente de las moscas y, al otro lado de la loma, el tintineo de las cabras. Este silencio imperfecto le confirma que todo está en orden, que no hay, por el momento, nada que temer. Que todo está en su sitio.

Otoño. El anciano al-Murabí ha dejado con esfuerzo el cuenco de agua en el suelo y se ha sentado en su pequeño asiento. Mientras se descalza para lavarse los pies mira el agua del cuenco. Transparente, moviéndose nerviosa, cautiva en el recipiente. Lo hace a menudo: quedarse durante un buen rato mirando el agua atrapada. El viejo al-Murabí mira el agua y se acuerda de un pozo en medio del desierto hace ya mucho. Y llora. Llora ahora acordándose de cómo lloró entonces al reconocer aquel pozo a lo lejos, cuando ya creía que iba a morir. Entonces, como ahora, cerró los ojos y dio gracias a Alá y se sintió dichoso.

Invierno. Cuantas veces, en las largas noches de insomnio, despertados por el chillido del cárabo, nos preguntamos por la felicidad. Muchas veces. Insistentemente.

Vuelo IB456. Almeria–Madrid. Enero 2005

Acerca de Fernando Gil

Guionista, consultor comunicación corporativa y cultural

Puedes escribir aquí un comentario, me gustará escucharte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La Galerna

Madridismo y sintaxis

Gustavoms's Blog

Just another WordPress.com weblog

-surfing through life-

Aventuras y desventuras de una veinteañera.

Los relatos de Victoria E. Muñoz Solano

Just another WordPress.com site

Tele y algo más

Mi relación amor-odio con el mundo audiovisual

enero11

Literatura para romper el tiempo.

A %d blogueros les gusta esto: